EN COSTA RICA

Los tres dibujos, en cartulina con óleo, están hechos de apuntes que tomé en mi viaje el pasado mes de marzo.

2016-04-23 15.47.15

Flores de Costa Rica. HELICONIA.

La Heliconia estaba en todas partes. Bellísima. El colorido, espectacular.

2016-04-18 18.40.45

Carrito de Tiritas de Mango.

Este carrito lo vimos en Tamarindo. Se sitúa en la playa. Las tiritas las sirven en un vaso y te añaden el ingrediente que pides. Una cucharita y a comer!!!.

2016-05-16 09.21.52_resized

En Quepos vi un dibujo y ésta es mi interpretación, muy libre, para variar y con importante “ramalazo zabaletiano”,  también para variar. ..

Es un país cafetero. Y allí se prepara con una tradición, de una manera muy peculiar: es el Café CHORREADO. El utensilio: un chorreador, un soporte para colocar una manga de algodón. En la manga introducen unas cucharadas de café molido y después vierten agua hirviendo. Se puede pasar una o varias veces y…exquisito, un sabor muy muy especial. Hay que volver de Costa Rica con café del país y un chorreador.

chorreador

Y las puestas de sol en el Pacífico, éstas concretamente de Tamarindo, un espectáculo diario.

IMG-20160315-WA0028

unspecified

Disfrutando de vivir y trabajar allí,  dejé a uno de mis TRES TESOROS.

TORTUGAS EN OSTIONAL

FB_IMG_1442038064780

MARAVILLOSO ESPECTÁCULO EN OSTIONAL (COSTA RICA)

Hace 8 años hice mis prácticas en Nicaragua, y una noche fuimos a dormir a una reserva para proteger a las tortugas que van a desovar a la playa. Los ladrones roban sus huevos y los venden de contrabando. Después de toda la noche patruyando la playa, conseguimos ver una tortuga poniendo huevos, y fue una experiencia muy emocionante.

Ahora vivo en Costa Rica, y tengo la suerte de vivir cerca de la playa de Ostional, donde la tortuga Lora llega masivamente en los meses de invierno a poner sus huevos.

Cuando la tortuga alcanza la madurez sexual, vuelve a la misma playa en la que nació a poner sus huevos. Primero, lucha contra el oleaje hasta alcanzar la arena. Allí toma un último trago de agua y emprende el largo camino cuesta arriba por la playa, hasta que se separa unos 15 metros del mar. Cuando llega al lugar escogido, comienza a aplanar el terreno con las patitas delanteras, luego se adelanta y excava con las traseras, y por último cava un hoyo con las patas traseras, sacando la arena con las patas como si fuera una pala. Tras ese ritual, comienza la puesta de huevos, entre 80 y 100 normalmente. Cuando acaba, rellena el agujero con arena y luego hace unos saltos encima para aplastar la arena. Tras unos minutos de descanso, emprende el camino de regreso al mar.

Observar este pequeño ritual es una experiencia impresionante, y si te ves rodeado de cientos de tortugas, se convierte en algo inolvidable. Es una maravilla de la naturaleza.

Pero también hay un punto negativo, y es que en Ostional es en la única playa de Costa Rica donde está permitida le venta de huevos de tortuga. Dado el nulo valor nutritivo de los mismos, y que favorece el contrabando de huevos de otras especies en peligro de extinción, me declaro en contra del consumo y venta de huevos de tortuga.

Ojala consigamos que las cosas cambien: después de ver el sobreesfuerzo de la tortuga por poner los huevos, que muchos huevos los desentierran las siguientes tortugas que llegan, que los perros y zopilotes se comen los huevos… aproximadamente solo el 1% de los huevos sobreviven, y es tremendamente triste que el ser humano también contribuya al saqueo.

L.C.O.

TAMARINDO-GUANACASTE-COSTA RICA

11950369_10152941741145378_4519637258518929378_o

11136759_10152941749555378_2005642362909930508_n

11986345_10152941747620378_1168746372131606725_n

11705487_10152941711060378_8476713073089239155_o

12002161_10152941747845378_3696513089067707113_n

12004896_10152941743075378_5268193651744602544_n

EL ORIGEN DE EXPRESIONES USUALES

Recogido en ABC.ES, en Actualidad, hay un reportaje de de CÉSAR CERVERA / MADRID, Día 17/09/2014, que nos cuenta el origen de expresiones que se usan con frecuencia. Me las envía José Esteban y las comparto con vosotros, porque son curiosas.

ARTÍCULO

Muchas expresiones comunes en el lenguaje de hoy en día tienen su origen en situaciones de naturaleza militar. En especial, muchas frases populares proceden del periodo de los Tercios de España, donde la sociedad castellana se militarizó para responder a los desafíos del primer imperio global.

«Irse a la porra»

El sargento mayor de cada Tercio de Flandes, la unidad de élite de los ejércitos Habsburgo en el siglo XVI y XVII, dirigía los compases de sus hombres moviendo un gran garrote, una especie de antecedente de la batuta de orquesta que recibía el explícito nombre de porra. Cuando una columna en marcha hacía un alto prolongado, el sargento mayor hincaba en el suelo el extremo inferior de su porra distintiva para simbolizar la parada. Los soldados arrestados debían permanecer sentados en torno a la porra que el sargento había clavado al principio. Eso equivalía por tanto a «enviar a alguien a la porra» como sinónimo de arrestarle.

«Se armó la de San Quintín»

Alude a la batalla que tuvo lugar el día de San Lorenzo —10 de agosto— de 1557, ganada por las armas españolas de Felipe II contra los franceses, y en la que los Tercios estuvieron dirigidos por Manuel Filiberto, duque de Saboya

«Poner una pica en Flandes»

Sinónimo de algo sumamente dificultoso o costoso, refiriéndose a los gastos y esfuerzos que suponía el envío de los Tercios. 

-«No dar un palo al agua»

Significa ser un vago y proviene del mundo marinero, donde «palo» se entiende por remo. De tal forma, los remeros más holgazanes usaban los remos para golpear por encima el agua, es decir, solo fingían impulsar los remos.

-«Meterse en camisa de once varas»

Intentar hacer algo demasiado complicado para nosotros. La camisa o cortina es la denominación medieval de un lienzo de muralla, espacio entre dos torres. Y las varas eran una unidad de medida por lo que once varas son unos diez metros lo que implicaba una muralla demasiado alta para ser tomada.

-«Me importa un pito»

El pífano o el «pito» era el chico que tocaba tal instrumento en el ejército. Su paga era muy baja. Por tanto cuando utilizamos la expresión «me importa un pito» damos a entender que le damos muy poco valor al asunto.

-«Chusma»

La chusma eran los prisioneros condenados a apalear sardinas (a remar) en galeras y por tanto encargados de la tareas más ingratas.

-«Apalear sardinas»

Referido a la condena de remar en galeras

-«Ir de tiros largos»

Cuando alguien va muy elegante se suele emplear esta expresión a modo de halago. Los tiros eran las correas que sujetaban el sable a la cintura y en aquellas ocasiones en los que el soldado deseaba ostentar dejaba el sable más suelto, es decir de tiros largos. A diferencia de en combate, donde se llevaba bien sujeto, en la vida civil se buscaba más comodidad.

-«Camarada»

Su origen viene de cuando los tercios tenían que prolongar su estancia en algún lugar. Entonces se reunían en grupos de ocho o diez para hacer camarada o camareta. Así lo explica un documento de la época: «Hacen la camarada, esto es, se unen ocho o diez para vivir juntos dándose entre ellos la fe (juramento) de sustentarse en la necesidad y en la enfermedad como hermanos».

-«Hacer las cuentas del Gran Capitán»

Alude a las tan discutidas cuentas millonarias que Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán, presentó a los Reyes Católicos después de haber conquistado para ellos el reino de Nápoles en 1504.

-«Bicoca»

Algo sumamente fácil, o de escaso valor. En relación a la batalla librada el 27 de abril de 1522 en la localidad de La Bicocca, población cercana a Monza, en el antiguo condado de Milán, donde el ejército francohelvético fue diezmado sin que hubiera casi ninguna baja entre los españoles.

-«París bien vale una misa»

En 1593, Felipe II, interesado en que el trono francés lo ocupara su hija Isabel Eugenia, accedió a que Enrique III de Navarra, notorio calvinista, se casara con ella y se convirtiera en rey de los galos siempre que renunciara al protestantismo y abrazase la fe católica. Y Enrique contestó: «París bien vale una misa». Católica, claro.

-«No hay moros en la costa»

Tras la Reconquista, las costas de España estuvieron dos siglos sometidas a la piratería, hasta tal punto que se decía que un pueblo se acostaba normal y se despertaba desierto, con los hombres muertos, y las mujeres y los niños esclavizados de camino a los puertos piratas del norte de África. Para evitar tales ataques, pues los moriscos expulsados conocían la zona e indicaban dónde y cómo atacar, se trasladaron los pueblos al interior y se colocaron vigías en las costas. Cuando no había moros en la costa significaba que no había peligro.

El triunfo de Maximiliano. Detalle escuadrones luchando

A LA CAMA NO TE IRÁS……( ÉSTO YA ES MIO)

Y EL AÑADIDO DE JOSÉ ESTEBAN, CUÁNDO LE DIGO QUE LO SUBO:

 

Lourdes:
 
Ahora que “no hay moros en la costa”, y “sin querer meterme en camisa de once varas”, piensa que quizás “se te vea el plumero” y “se arme la de San Quintin” y tus lectores “te manden a la porra ” y  decidan “apalear sardinas”, pues no es “una bicoca” el “ir de tiros largos”, aunque “ir a Paris bien vale una misa” con tus archivos pendientes luego “hagas las cuentas del Gran Capitan”
 
Jajaja