POST MÓRTEM

10078g

Richmond, Virginia. Kay Scarpetta, jefa del departamento forense recibe el aviso de Pete Marino, jefe de la policia, de un asesinato: se trata de Lori Peterson, médico hospitalario. La ha encontrado su marido Matt al volver a casa. Para Marino, el esposo pasa a ser el principal sospechoso. Por el modus operandi se trata de alguien que ya ha asesinado: Brenda Steppe, Cecile Tyler y Patty Lewwis han muerto en idénticas circunstancias: están sólas en casa y alguién accede a la vivienda y tras maniatarlas, abusa de ellas y las degolla; ninguna huella y sólo una pista: ese extraño olor que Matt notó al entrar en casa. Abby Turnbull, reportera local empieza a divulgar hechos de la investigación y Kay debe comparecer ante Alvin Amburgey, Comisionado de Sanidad, Norman Tanner, alcalde de Richmond y Bill Boltz, fiscal, quienes piensan que por imprudencia de su departamento, se han producido filtraciones al exterior. Y el asesino seguirá matando???…

En esta novela de Cornwell, enfrenta a su protagonista, Kay Scarpetta a una doble misión:

  • aclarar con la policia quién está detrás de los asesinatos
  • y mantener su reputación intacta, ya que parece haber una conspiración para que su valía se ponga en tela de juicio.

Tanto la una como la otra le llevarán la historia completa y harán subir el termómetro del suspense a altos niveles.

Muy descriptiva, consigue que nos introduzcamos con facilidad en esas morgues, en esos escenarios del crimen y en esos despachos de análisis forenses. Y en esos “brillos” detectados en las víctimas, de origen incierto, que parece que los vemos. Y en la personalidad de todos ellos y particularmente de Kay, minuciosa y trabajadora, que debe cumplir, además, con la misión de hacer de la mejor tia del mundo, por la presencia en su casa, en plena investigación, de la hija de su hermana, Lucy, tan falta de cariño materno.

En Wikipedia y en su biografia  vemos su conocimiento del mundo periodísticoen 1979, Cornwell empezó a trabajar como reportera para el The Charlotte Observer y pronto pasó a cubrir las noticias sobre crímenes-, del forenseen 1984, aceptó un puesto en la oficina del médico forense jefe (Chief Medical Examiner) de Virginia. Trabajó durante seis años allí, primero como escritora técnica y luego como analista informáticay policial– también se ofreció como voluntaria para trabajar con el departamento de policía de Richmond

Los tres estarán muy presentes en Post Mórtem, novela que os aconsejo leer.


 

FICHA

AUTORA: PATRICIA CORNWELL

CASA DEL LIBRO.-Tres mujeres han aparecido salvajemente asesinadas en sus propios dormitorios. El responsable de estos crímenes actúa siempre los sábados, de madrugada, y deja muy pocas pistas. De manera que cuando la doctora Kay Scarpetta, jefa del departamento de Medicina Legal de la ciudad, recibe una llamada a las 2.33, supone que algo grave ha sucedido: hay una cuarta víctima. Kay Scarpetta recurrirá a los últimos avances en medicina legal y tendrá que vérselas con aquellos que quieren sabotear su trabajo…, y es que no a todo el mundo le gusta ver a una mujer en el puesto que ella ocupa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s