EL AMANTE JAPONÉS

9788401015724

Irina Bazili de Moldavia entra a trabajar en la Residencia de la tercera edad Lark House en San Francisco, dirigida por Hans Voigth, que enseguida detecta la “buena mano de la joven para tratar a los ancianos”, dándole progresivamente mas competencias. En la residencia han establecido 4 categorias, la 1 es la de los ancianos emancipados, la 2 y 3 de los que necesitan ayuda y la 4 El Paraiso o antesala de la muerte. Por ellas pasan los residentes en función de su estado.

Enseguida conocerá a Alma Belasco, del nivel 1, extraordinaria mujer que la convertirá casi en su secretaria/acompañante y a la que se dedicará completamente cuándo no tenga otras obligaciones en la residencia o lavando perros. Y aparecerá Lenny Beal, atractivo anciano que gusta inmediatamente a todas las residentes ; había sido dentista pero nadie quiso creer que se hubiera ganado la vida escarbando muelas…

Y lo que parecia la historia de Irina, aunque la tendremos a menudo, se trata en realidad de la historia de Alma, y con esas grandes sagas familiares a las que nos acostumbran autores como García Márquez y la propia Allende. Y en El amante japonés tendremos la de Irina, Alma, los Fokuda y los Belasco. Se introducirán unos y otros en sucesivos flash-back.

Alma Belasco procede de Polonia. De niña sus padres, judios ricos, la enviaron a Estados Unidos para sacarla del conflicto bélico que se avecinaba, y allí llegó a vivir con su tio, Isaac Belasco. Desde su llegada se unió a Nathaniel, su primo, cuya mano cogerá desde le principio y ese amor lo “compartirá” con Ichimei Fokuda, el hijo de Takao, jardinero de los Belasco.

Maravillosa historia de amor, de Alma e Ichimei, con sus intervalos de distanciamiento.

Allende, en su libro, nos canta fundamentalmente dos temas: la ancianidad y la tolerancia. Y digo canta, que no escribe o cuenta, porque es precioso, “cuasi” música.

” Porque me sobra tiempo y por primera vez en mi vida nadie espera nada de mí.

No tengo que demostrar nada,

no ando corriendo,

cada día es un regalo

y lo aprovecho a fondo”

Y nos enteramos con su libro, yo al menos, de que existieron en América campos de concentración para los japoneses a raiz de la invasion de Pearl Harbor. El ataque a Pearl Harbor fue una ofensiva militar sorpresa efectuada por la Armada Imperial Japonesa contra la base naval de los Estados Unidos en Pearl Harbor en la mañana del domingo 7 de diciembre de 1941. Era plena II guerra mundial y la respuesta americana fue confinar a toda la población japonesa residente en EEUU en campos. Una de nuestras familias, la Fokuda en pleno, estuvo tres años en Topaz. (Amplia información sobre esos campos y su ubicación en WIKIPEDIA).

Y sabremos que NEKO en japonés es gato y así se llama el gatito de Ichemei que cuidó Alma.

Irina, sobre el anciano, nos recuerda que : el proceso era el mismo para todos los residentes de Lark House ; se avanza paso a paso hacia el final, unos mas rápidamente que otros y por el camino se va perdiendo todo. No se puede llevar nada al otro lado de la muerte…

Y es una novela que entenderá bien el lector de más edad, por su verismo.

Y, que os la recomiendo.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s