AVENIDA CORRIENTES. BUENOS AIRES

CALLE CORRIENTES

¡Corrientes, por la noche! Mientras las otras calles honestas duermen para despertarse a las seis de la mañana, Corrientes, la calle vagabunda, enciende a las siete de la tarde todos sus letreros luminosos, y enguirnaldada de rectángulos verdes, rojos y azules, lanza a las murallas blancas sus reflejos de azul de metileno, sus amarillos de ácido pícrico, como el glorioso desafío de un pirotécnico.
La calle que se quiere, que se quiere de verdad. La calle que es linda de recorrer de punta a punta porque es la calle de vagancia, de atorrantismo, de olvido, de alegría, de placer.

Roberto Arlt
Aguafuertes porteñas

La esencia de Buenos Aires, el “ser” porteño, palpita en la calle Corrientes. En los innumerables bares y cafés que poblaron la avenida – La Giralda, Los Pinos, La Richmond, entre tantos otros- importantes políticos, escritores, periodistas, músicos y actores se reunían, envueltos en interminables discusiones sobre los temas más diversos. Fue precisamente en estos cafés donde el TANGO vivió sus mejores momentos y sus letras a menudo la nombran. En un café de esta calle debutó una vez la figura mayor del tango, Carlos Gardel, y sus restos descansan hoy en el cementerio de la Chacarita, justo donde, vaya coincidencia, desemboca la calle Corrientes. De MundoCity.

Desde España para Argentina con todo el cariño.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s